Cómo sacar partido a una feria de empleo

Una feria de empleo es un evento al que acuden empresas con el objetivo de encontrar trabajadores que se adapten a los perfiles laborales que buscan. Una feria de empleo no tiene como objetivo principal reclutar personal, sino simplemente establecer contactos profesionales.

Es importante tener en cuenta que de una feria de empleo no se va a salir con trabajo inmediatamente, sino que se va a hacer networking. Esto es, a tratar de aumentar los contactos profesionales que te pueden servir en el futuro.

Las empresas acuden a la feria de empleo con el objetivo de recoger curriculums de candidatos a los puestos que pueden quedar vacantes en el futuro, o que ya tienen pensado ofertar. Por su parte los candidatos van a la feria de empleo a “hacerse ver” por esas empresas. Por eso hay que preparar muy bien el antes, durante y después de la feria de empleo.

Qué hacer antes de una feria de empleo

En el momento que decidas acudir a una feria de empleo, has de comenzar a preparar tu actuación y papel en la misma. No dejes nada al azar ni trates de improvisar. Una cosa es que quieras ser tú mismo y otra que no vayas con ciertos aspectos bien “pulidos”. De modo que estate atento a detalles como:

Enterarte de las empresas que van a asistir.

Consigue un listado de las empresas que asistirán a la feria de empleo. Eso te permitirá hacer una criba y centrarte en aquellas en las que más te interese trabajar, o las que mejor se adaptan a tu perfil profesional. Es hora de investigar sobre cada una de ellas, pues te será muy útil durante la feria de empleo.

Preparar una pequeña presentación tuya.

Ten la precaución de llevar ensayada una presentación tuya. No debe ser extensa (de hecho no debiera durar más de un minuto) y tiene que resumir tus principales cualidades personales y profesionales. Ya sabes, lo bueno si breve, dos veces bueno.

Actualizar tu carta de presentación y curriculum.

Vas a necesitar tener tu curriculum y carta de presentación a mano. Recuerda que has seleccionado las empresas, por lo que ten el detalle de llevarlos personalizados y con una presentación perfecta. Acudir a una feria de empleo con curriculum y carta de presentación personalizados es un modo muy bueno de destacar sobre el resto. Aprovéchalo.

Preparar preguntas para los representantes de las empresas.

Como has investigado las empresas a las que quieres presentarte, podrás tener preparadas cuestiones acerca de las mismas: qué buscan en los candidatos, cuestiones técnicas del puesto, objetivos de la compañía, etc.

¡Pero cuidado!, que no todas las preguntas valen. No se te ocurra hacer alusión al sueldo o beneficios laborales. Son cuestiones incómodas que pueden dar a entender que sólo te interesa eso. Ya llegará el momento de estas cuestiones a la hora de firmar el contrato.

Cómo actuar durante la feria de empleo

Llegada la hora de presentarte en la feria de empleo, es necesario saber comportarse y tomar las acciones adecuadas para sacar partido de ella. Aquí has de poner toda la carne en el asador, de modo que no olvides:

Relacionarte con los otros candidatos.

En una feria de empleo, puedes caer en la tentación de ver a los demás candidatos como competencia. Y en cierto modo lo son. Pero también pueden ser aliados en determinadas circunstancias. Como no puedes desaprovechar oportunidades de generar contactos, actúa en consecuencia. Trata, pues de relacionarte con todo el mundo, pues nunca uno sabe cuándo y de quién puede necesitar en el futuro.

Mantén las formas y buena educación.

Será fácil que haya que esperar colas, por lo que habrá que ser paciente y tolerante. Además en la feria de empleo se hacen “mini entrevistas”, por lo que es necesario facilitar la privacidad de los demás candidatos, al igual que tú querrás la tuya cuando te toque el turno.

Prepárate como si fuera una entrevista de trabajo.

Aunque una feria de empleo no es un proceso de selección de personal, sí que hay un momento en el que estarás frente a un representante de la empresa, con quien querrás quedar bien. Por tanto compórtate como si se tratara de una entrevista de trabajo: evita los errores posibles de la entrevista de trabajo, vístete adecuadamente para la ocasión y mantén las formas y compostura.

Adelántate al día después.

Cuando hayas terminado de hablar con el representante y de entregar tu curriculum, coge folletos o tarjetas de la empresa. Te servirán para preparar la carta de agradecimiento que debes enviarles al día siguiente.

Qué hacer cuando se termina la feria de empleo

Al día siguiente de la feria de empleo es conveniente enviar a cada empresa con la que hayas estado una carta de agradecimiento por haber tenido la deferencia de atendernos.

También habría que poner en orden toda la información obtenida durante la feria de empleo: nuevos contactos, empresas con las que se ha contactado, qué tipo de contacto se ha establecido, impresiones, etc.

Como ves, acudir a una feria de empleo es sin duda muy provechoso. Y en contra de lo que mucha gente piensa, estos eventos no sólo se hacen para licenciados y gente de un cierto nivel académico. Están pensados para todo el mundo, pues no sólo hay ofertas de empleo para diplomados universitarios.