Curriculum Vitae

Cuando vamos a optar por un puesto de trabajo y vemos la oferta de empleo lo primero que hemos de hacer es elaborar un curriculum vitae claro, conciso y fácil de entender por el entrevistador.

 

El curriculum vitae es la herramienta más importante y básica de un proceso de selección. Es por ello que debes dedicarle tiempo y esfuerzo para que al final, el reclutador sepa claramente quién eres.

El currículum vitae es lo primero que verán los encargados del proceso de selección de personal y será la llave de acceso para el puesto o empresa a la que estás postulando. Debes tomar en cuenta que los reclutadores ven miles de curriculum vitae diariamente y sólo dedican unos cuantos segundos para ubicarte en la pila de pre-seleccionados o descartados.

Por eso recuerda que tu currículum debe ser conciso y fácil de leer. Las empresas solicitan nuevos requisitos para cubrir nuevos puestos de trabajo. Si sabemos satisfacer esos requisitos de la forma más atractiva, conseguiremos estar en posición ventajosa frente a nuestros competidores en la búsqueda de trabajo.

Los perfiles solicitados por las empresas cada vez son más especializados, requieren una serie de actitudes y habilidades para cubrir unos puestos determinados. EL CURRICULUM VITAE ES EL ESCAPARATE DE TU FORMACIÓN, TU EXPERIENCIA Y TUS DESTREZAS.

Cada vez es más importante, no sólo el nivel de conocimientos adquiridos durante la carrera, sino también poseer una serie de características personales, habilidades y actitudes que los trabajadores han de desarrollar en su puesto. Y esto debemos saber transmitírlo a la empresa que nos pretende contratar. Estas cosas deben especificarse bien en el curriculum vitae.

Algunos consejos útiles

Utiliza un lenguaje sencillo, claro y correcto.

Recuerda revisar la ortografía.

Utiliza frases cortas con verbos que denoten acción*.

El tamaño de letra debe ser, en la medida de lo posible, de 12 puntos.

Destaca en negrita algunos aspectos como el nombre de la empresa o el centro de estudios para que sea más fácil la lectura.

También puedes utilizar la cursiva. Intenta no excederte de 1 página ya que le harás más rápida y sencilla la lectura al reclutador.

Ten en cuenta el tipo de perfil que la empresa está buscando.

Puedes adaptar tu currículum vitae a la oferta, pero recuerda que lo que escribes en tu currículum no debe alejarse de la realidad.

Si quieres sentirte más seguro, puedes pedir a otros que lean tu currículum vitae para comprobar que esté todo claro.

* Verbos de acción: Administrar, ahorrar, alcanzar, asesorar, aumentar, conseguir, coordinar, definir, desarrollar, dirigir, efectuar, ejecutar, establecer, facilitar, ganar, identificar, implementar, innovar, introducir, instalar, liderar, lograr, motivar, negociar, obtener, organizar, preparar, promover, proponer, poner en marcha, realizar, reducir, resolver, sistematizar, suministrar, terminar, valorar, vender.

Formato del curriculum vitae

UN DETALLE IMPORTANTE ES ENTREGAR EL CURRICULUM VITAE CON UNA PRESENTACIÓN MUY CUIDADA, LIMPIA Y ORDENADA. LOS DATOS HAN DE ESTAR ESTRUCTURADOS Y ORGANIZADOS DE FORMA PRECISA.

Las secciones de un curriculum vitae incluyen:

1. Datos personales: Tu nombre debe ir como titular con una letra más grande y en negrita. ¡La idea es que destaque! Incluye los números de teléfono dónde pueden localizarte así como tu dirección, cuenta de mail, DNI, año de nacimiento, nacionalidad.

2. Objetivo: Es opcional incluir tus objetivos profesionales. Añadiéndolos consigues que el reclutador sepa claramente qué es lo que estás buscando pero por otro lado, restringes también tus opciones de trabajo.

3. Educación: Debes incluir las instituciones donde has estudiado y en orden cronológico, comenzando por los últimos estudios. Indica el lugar y las fechas. No es necesario que incluyas tus estudios de instituto porque lo que les importará es ver tu última formación.

4. Experiencia: Una vez más ordena cronológicamente, del más reciente al último, tu experiencia profesional. Para cada posición, debes incluir el nombre de la empresa, tu cargo, las fechas de inicio y fin así como tus responsabilidades. Es muy importante incluir las funciones que desempeñaste y si puedes añadir resultados numéricos mejor; por ejemplo: Incremento en ventas de un 35%. Recomendamos utilizar verbos que denoten acción.

5. Idiomas: En esta sección incluye los idiomas que tienes y el nivel correspondiente (básico, intermedio, avanzado). Es mejor ser sincero con el dominio que tengas del idioma porque te pueden solicitar durante la entrevista continuar conversando en otro idioma.

6. Información adicional: En este apartado puedes incluir información que creas relevante que conozca el reclutador o empresa. Por ejemplo, si haz realizado estudios fuera del país como intercambios, si has llevado cursos especializados, etc.

Es importante que sepas adecuar tu currículum vitae de acuerdo a lo que quieras destacar. Por ejemplo, si tienes una larga trayectoria profesional te interesará resaltar el apartado de experiencia; si por el contrario, cuentas con escasa experiencia, te interesará destacar tus logros en los estudios o cursos adicionales que hayas tomado.

El curriculum vitae sin experiencia

SI NO TIENES EXPERIENCIA SEGURO QUE ESTARÁS PENSANDO QUE TIENES POCAS POSIBILIDADES DE CONSEGUIR TRABAJO. ES CIERTO QUE COMPITES CON PROFESIONALES CON MÁS TRAYECTORIA. PERO TAMBIÉN DEBES SABER QUE HAY ALGUNOS ASPECTOS QUE PUEDES APROVECHAR PARA CONTRARRESTAR TU FALTA DE EXPERIENCIA. DESTACALO EN TU CURRICULUM VITAE.

Tu juventud puede ser algo positivo e interesante para las empresas…. ¿por qué? Porque para ellos puede implicar un salario menor. También algunas empresas reclutan gente joven para formarlas tanto a nivel profesional así como para formarlas en la cultura empresarial.

En tu currículum puedes incluir tus prácticas en la sección de experiencia profesional. Te recomendamos acompañar tu currículum vitae de una carta de presentación donde puedes indicar que estás muy motivado por la posición, que eres flexible y trabajador y que aprendes rápidamente.

También puedes explicar tareas o proyectos en los que hayas participado, como voluntariado, y mejor aún si éstos se relacionan con el perfil que buscan. Si has llevado a cabo algún trabajo durante tus estudios sobre el sector o la función, también inclúyelos en tu carta.

Es muy importante que al final, el reclutador se lleve la imagen de una persona fresca, joven y con muchas ganas de aprender y trabajar. El objetivo es que el reclutador piense que tienes potencial.